CENSURA ÉTICA Y MORAL

POR LA ACTITUD COMPLICE DE LAS AUTORIDADES CIVILES Y MILITARES ANTE LOS ATAQUES CONTRA LA COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADÓ

Si se mantienen en mi Palabra, serán verdaderamente mis discípulos y conocerán la verdad y la verdad los hará libres (Jn 8: 31-32)

Como mujeres y hombres de Fe y abajo firmantes expresamos nuestra CENSURA ÉTICA Y MORAL ante las continuas agresiones que viene sufriendo la Comunidad de Paz de san José de Apartadó EXIGIMOS DISCULPAS AL GOBERNADOR DE ANTIOQUIA SEÑOR LUIS PÉREZ GUTIÉRREZ POR LAS CALUMNIAS Y MENTIRAS EN SU INTERVENCIÓN EN RUEDA DE PRENSA DE 2 DE ENERO DE 2018

  • El día 29 de Diciembre, cinco paramilitares, llegaron hasta el Espacio de habitación de la Comunidad Paz, con el objetivo asesinar al representante legal y otros líderes. Dos de los paramilitares fueron desarmados e inmovilizados por miembros de la Comunidad y posteriormente entregados a un delegado del alto gobierno, todo esto en medio de la complicidad de las autoridad policiales y militares en la Región. Pese a que se había informado de esta situación.
  • El día 30 de Diciembre a través del Canal regional Tele-Antioquia el Señor CÉSAR JARAMILLO político e integrante del gremio Cacaotero de Urabá, declaró que los dos paramilitares detenidos no son paramilitares sino inocentes cultivadores de cacao a quienes él asesora.
  • En día 2 de enero de 2018, escuchamos al Gobernador de Antioquia, sr. LUIS PÉREZ GUTIÉRREZ, hablar de manera irresponsable y encubridora del accionar paramilitar en la Región de Urabá al afirmar que:

Ayer ya se aclaró el tema: no eran ningunos paramilitares, eran un par de muchachos, donde uno de ellos era el mismo peluquero de esa comunidad, que se pusieron capucha para atracar una salsamentaría o granero; la comunidad los retuvo por un tiempo relativamente largo, y cuando pudo intervenir el gobierno se detectó que eran dos muchachos de la misma comunidad que habían tratado de atracar una tienda.

Estas afirmaciones no solo pretenden desviar la atención de los graves hechos sino revictimiza a una valiente comunidad, tantas veces víctima de amenazas, persecución y exterminio de sus lideres sociales.

El gobernador PÉREZ, aparte de proteger a los victimarios desconoce el deber tantas veces incumplido de proteger a sus ciudadanos, cargando sobre las víctimas la responsabilidad de los hechos futuros que se puedan presentar, usando de manera ofensiva la fabula del “pastorcito mentiroso”:

puede llegar el momento que pase lo que le pasaba al pastorcito mentiroso, que de tanto hacer menciones sin fundamento, cuando verdaderamente necesita la participación del Estado, ya, pues, no había forma.

Ante esta situación tan critica que además acusa a la comunidad de estar mintiendo nos pronunciamos frente a la comunidad nacional e internacional, considerando:

  • Nuestro repudio total frente a las acciones militares y paramilitares que se siguen desarrolladas bajo la acción u omisión de las autoridades civiles y militares que han permanecido a lo largo de los 20 años de existencia de la Comunidad de Paz de San José de Apartado.
  • Nuestra manifestación de indignación ante las palabras del gobernador de Antioquia LUIS PÉREZ GUTIÉRREZ, pues es inaceptable ética y políticamente sus afirmaciones frente a los hechos padecidos por la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. Sus expresiones son malintencionadas y nada dignas de un funcionario del Estado que juró proteger la vida y honra de todos los antioqueños al momento de asumir el cargo como gobernador de Antioquia.
  • Estas afirmaciones del gobernador PEREZ, parecen estar ambientando una nueva incursión de tipo paramilitar de daños irreparables para la comunidad de paz, de la que de ocurrir, será responsable el funcionario.
  • Señor Gobernador los paramilitares sí existen y no es un invento de las comunidades campesinas tan victimizadas en la región del Urabá, como en otras regiones del país. Su actitud es cómplice con el accionar paramilitar ya que desde su condición de autoridad victimiza y desvía la atención de la opinión publica y saca conclusiones que no se atienen a las circunstancias de tiempo, modo y lugar.
  • La Comunidad de Paz de San José de Apartado durante 20 años ha dejado constancia ante autoridades nacionales e internacionales de manera seria, organizada y bien fundamentada las agresiones que ha sufrido. Sus denuncias no son cuentos de fabulas sino verdaderos informes sobre la situación de derechos humanos que han sido reconocidos por instancias internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y que evidencia la responsabilidad estatal y el accionar paramilitar. Son más de 300 crímenes de los cuales se ha dejado constancia y hoy siguen en la impunidad.
  • Desde el primer año de existencia de la Comunidad de San José de Apartadó, el hoy ex general Rito Alejo del Río respondía con negaciones y evasivas sobre la existencia del paramilitarismo, el negacionismo se ha mantenido por estos 20 años como los sigue expresando hoy el Señor Gobernador de Antioquia.
  • Nuestra censura ante esta actitud negacionista y encubridora del accionar paramilitar que está enquistada en las entrañas del Estado Colombiano.

¡¡ Reafirmamos nuestro respaldo a la Comunidad de Paz de San José de Apartado y a las organizaciones nacionales e internacionales que acompañan este valiente proceso !!

¡¡ Nuestra completa solidaridad a la labor evangelizadora y profética del padre Javier Giraldo que ha acompañado a la Comunidad !!

Con nuestra profunda censura ética y moral mujeres y hombres de fe, religiosas y religiosos de Colombia y el Mundo

Colombia, Enero 4 de 2018

Firmas:

Mesa Ecuménica por la Paz MEP

Asociación de Familias Victimas de Trujillo AFAVIT

Corporación Claretiana Norman Pérez Bello

Católicos Ambientalistas – Colombia

Vicariado Episcopal de la Iglesia Anglicana de las Américas

Cabildo Interreligioso de Colombia

Siguen firmas

Share This Post On
Abrir la barra de herramientas