A todos los seres atrapados por la mano asesina y miserable del crimen estatal

LA DESAPARICIÓN FORZADA DE HECTOR JAIME BETRAN FUENTES

El pasado 18 fueron entregados por la Fiscalía, los restos de  Hector Jaime Beltrán Fuentes, uno de los desaparecidos por 31 años en la toma y retoma del Palacio de Justicia. El hallazgo se hizo a partir de una solicitud que hiciera la familia del magistrado Andrade de exhumar la tumba del exmagistrado Julio César Andrade en la ciudad de Barranquilla.

En el marco de la ceremonia intervinieron sus nietos y hermana con algunas palabras que dan cuenta del sentimiento que perdura en la familia. Don Hector Beltrán, uno de los pocos padres de los desaparecidos que aún esta vivo, pese a sus quebrantos de salud que le han limitado su movilidad, manifestó el profundo dolor que esta desaparición causó y como cambio este acto de barbarie la vida de todos, “Son muchos años esperando saber donde está”.

Pilar Navarrete, esposa de Héctor Jaime, con su voz entrecortada dio lectura a las notas escritas para su intervención en este acto,

“deje todo de lado y mi motivo de vida fue la búsqueda de Hector Jaime y los compañeros desaparecidos”.

Hizo un recorrido rápido de lo vivido, el dolor y la vida misma en esta búsqueda, finalmente dedicó su lucha y resistencia

“a todos los seres de nuestro país que han sido atrapados por la mano asesina y miserable del crimen estatal, sin saber el por qué?”

 

Texto completo:

Por:  Maria del Pilar Navarrete

Buenas tardes a todos y todas

Hoy 31 años después de que mi esposo saliera de nuestra casa con un beso y  su sonrisa habitual, lo recibo de la manera que no imagine ni desee. Hoy 18 de septiembre que Yimmy cumplirá 60 años y hoy ya está nuevamente con su familia.

Para mis hijas, nietos, nietas y demás familia de Yimmy –mi Yimmy-  fueron 31 años muy dolorosos imaginándonos torturas, hambre, dolor físico y mucho sufrimiento. Yo deje todo de lado y mi motivo de vida fue la búsqueda de Héctor Jaime y compañeros desaparecidos. La lucha por saber donde estaban, qué les paso, quién los hizo y cuándo regresarían, me absorbió.

También se transformó en como tenerlo siempre presente, como no permitir que se olvidaran de lo sucedido, de los crímenes cometidos por el Estado ese día. Se convirtió en la necesidad de visibilizar el delito y buscar respuestas del porque nos había pasado esto.

En esta difícil lucha estuvieron apoyándome muchas personas que están presentes y otros que hoy no pudieron estar, como el ser maravilloso que nos acogió y guio, se enfrento al mundo por nuestros desaparecidos el Doctor Eduardo Umaña Mendoza a él y a su familia gracias.

En estos 31 años creo que he vivido de todo en este caminar lleno de impunidad y obstáculos pero hoy siento un poco de tranquilidad al tener por fin los restos de Yimmy y un profundo agradecimiento con la familia del Magistrado Auxiliar Julio Cesar Andrade, quienes por decisión propia exhumaron a su padre y gracias a esta decisión hallamos los restos de mi esposo Héctor Jaime Beltrán Fuentes.

Quedan muchas dudas de por qué fue encontrado en ese patio, de porque en su cuerpo se encontraron dos proyectiles, por qué en total criminalidad le entregaron estos restos a la familia Andrade y muchas preguntas que están en nuestra mente.

Nos queda un largo camino para encontrar la verdad y la justicia, mi familia y los que me conocen saben que  yo no descansaré hasta obtenerlas.

Muchas gracias a cada uno de los que están hoy aquí acompañándonos en el día del cumpleaños número 60 de Yimmy y su inhumación. A los abogados y organizaciones, a los amigos, a los psicólogos, a todos infinitas gracias.

Por último, dedico esta lucha de resistencia a todos los seres de nuestro país que han sido atrapados por la mano asesina y miserable del crimen estatal, si saber el por qué y cuyos cuerpos no aparecen o yacen en las entrañas de la tierra esperando algún día recobrar su identidad

A mi familia que fortalece y acompaña esta lucha muchísimas gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas