La continua tragedia de los defensores de derechos humanos

Entre 2002 y 2016 fueron asesinados 558 líderes sociales. En lo corrido de este año, en el que se empieza a implementar el acuerdo de paz con las Farc, han matado a 21. Encuentre en este especial quiénes eran y cómo ha sido la violencia contra ellos.

 

Fuente del segundo mapa: Somos Defensores

Las agresiones contra defensores de derechos y líderes sociales fueron constantes en la última década. Para establecer quiénes son los responsables, materiales e intelectuales, el país se enfrascó en la discusión de si esa ola de violencia es producto de nuevos grupos paramilitares o de grupos asociados al crimen organizado. Organizaciones sociales, nacionales y extranjeras, sostienen que esa violencia es sistemática, mientras que el gobierno nacional niega esa sistematicidad y argumenta que es errado hablar de paramilitarismo porque con ello se les concedería estatus político a delincuentes comunes.

Sin embargo, en medio de esa discusión y pese a las denuncias y los hechos, la tragedia persiste. Para registrar de manera clara el drama que golpea a los líderes sociales, construimos esta sección, con la que además de aportar contexto, pretendemos que sirva como espacio contra el olvido de quienes han llegado a entregar sus vidas para defender los derechos de sus comunidades, abanderar reivindicaciones de diferente índole y aportar en la construcción de paz.

Una de las principales dificultades para documentar este tema es la disparidad de registros y la caracterización de quiénes representaban liderazgos sociales. Como ejemplo, tan sólo basta con revisar los asesinatos del año pasado: la Fiscalía registró 63; la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos documentó 64; la organización no gubernamental Somos Defensores procesó 80; la Defensoría del Pueblo estima que ocurrieron 112; y el Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo (Indepaz) y el movimiento político Marcha Patriótica, 116.

Para documentar los casos de años anteriores citamos las cifras procesadas por Somos Defensores, debido a que tienen registros de diferentes tipos de agresiones desde hace más de 15 años. En cambio, los hechos que ocurran a lo largo de este año serán documentados en nuestro ejercicio diario de reportería.

El análisis de los hechos ocurridos en los últimos años refleja las denuncias de diferentes organizaciones sociales: a medida que el proceso de paz con las Farc fue avanzando en Cuba, en Colombia se dispararon las agresiones, entre ellas las amenazas, los atentados y los asesinatos. Llama la atención que los homicidios se han focalizado en regiones históricamente golpeadas por el conflicto armado y en donde persisten las economías ilegales: Cauca, Antioquia, Córdoba, Nariño y Valle del Cauca. Y que los asesinatos son perpetrados contra aquellos que lideran procesos comunitarios y sindicales.

Estos hechos son un llamado de alerta para la trascendental empresa en la que se está embarcando el país: la implementación del Acuerdo de Paz. Desde un principio, el gobierno nacional y las Farc afirmaron que este proceso se basará en la construcción de paz territorial, pero si quienes jalonan procesos en las regiones están a la merced de los violentos, será muy difícil construir una paz estable y duradera.

Los caídos en 2017

Haga clic sobre los casos para desplegar su reseña.

FUENTE: http://www.verdadabierta.com/lideres-asesinados

Deja un comentario