COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS ADMITE ESTUDIAR PRIMER CASO POR EJECUCION EXTRAJUDICIAL ATRIBUIBLE A AGENTES DEL ESMAD


johnny-silva-cuatro-an%cc%83os-de-impunidad

[dhColombia, septiembre 20 de 2016] La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aprobó el informe Nº 14/16[1], a través del cual decide admitir como caso contra el Estado de Colombia, indicando que la petición se refiere a los hechos relacionados con la muerte de Jhonny Silva Aranguren que habría sido perpetrada por miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) en la Universidad del Valle durante una protesta estudiantil”, ocurridos el 22 de septiembre de 2005, por personal que actuaba bajo la dirección del Teniente Coronel Gabriel Bonilla González.

 

En la Resolución la CIDH considera que “la petición no es ‘manifiestamente infundada’, ni resulta “evidente su total improcedencia”, y como resultado declara que la peticionaria ha cumplido prima facie los requisitos contenidos en el artículo 47.b. de la Convención Americana con relación a potenciales violaciones de los artículos 4 (derecho a la vida), 5 (derecho a la integridad personal, 8 (garantías judiciales), 13 (derecho a la libertad de pensamiento y expresión, 15 (derecho de reunión), y 25 (protección judicial) de la Convención Americana, en perjuicio de Jhonny Silva Aranguren y sus familiares”.

 

El homicidio de Jhonny Silva Aranguren permanece bajo absoluta impunidad a pesar de las conclusiones de la Fiscalía General de la Nación, que con fundamento en pruebas suficientes señaló que se encuentra establecido que la persona que dio muerte a JOHNNY SILVA fue un miembro del ESMAD aún no identificado, que al momento de los hechos participaba en su calidad de tal en el control de los disturbios presentados en la Universidad del Valle”.

 

El abogado Jorge Molano, representante de las víctimas ha señalado que “es una decisión muy importante de la CIDH, que por primera vez va a analizar la responsabilidad del Estado por los actos del ESMAD, los cuales han ocasionado miles de víctimas en Colombia, atacando el derecho ciudadano a la manifestación ciudadana. Esperamos que el impulso del caso, permita que se reabran las investigaciones en contra del actual director del ESMAD, Teniente Coronel Gabriel Bonilla González, quien en contra de todas las pruebas fue favorecido con la impunidad por parte de la Fiscalía General de la Nación y origine dentro de Colombia las transformaciones profundas al tratamiento de guerra que la Policía Nacional le da a la protesta social y permita el desmonte o revisión a fondo del ESMAD ”.

 

 

[1] Informe de caso CIDH  –
http://wpdh.dhcolombia.com/wp-content/uploads/2016/09/InformeJhonnySilvaCIDH.pdf

Deja un comentario